logo

 

Blog

HomePublicacionesMujer, madre y agricultora, una vida comprometida

Mujer, madre y agricultora, una vida comprometida

Entrevista a Alfonsa Machado, vecina de Villanueva de Alcardete y socia de Bodegas Latúe.

El campo casi siempre ha estado relacionado o vinculado al hombre, pero nada más lejos de la realidad. Desde siempre, muchas mujeres han estado trabajando y dedicando su tiempo a las labores agrícolas, además de tener que sacar adelante a una familia. Mujeres y madres que no han tenido visibilidad, aunque han compartido horas, al igual que el hombre, trabajando en el campo.

Desde Bodegas Latúe nos gustaría reconocer a todas esas madres y mujeres comprometidas con sacar adelante una familia y que han trabajado y puesto su grano de arena en hacer mejor y más sostenible la agricultura en Villanueva de Alcardete y, por tanto, han hecho crecer también a Cooperativa San Isidro-Bodegas Latúe.

Hemos hablado con Alfonsa Machado, vecina de Villanueva de Alcardete y socia de Bodegas Latúe. Alfonsa viene de familia de agricultores, una familia de cinco hermanos que ya desde pequeños ayudaban en casa en todo lo que podían. Los primeros recuerdos de Alfonsa en el campo vienen de cuando tenía unos 8 años y se iba con la familia de quintería durante toda la vendimia. Eran otros tiempos y cualquier ayuda era poca. Alfonsa ha estado siempre muy involucrada en las labores del campo y de la cooperativa.

 

  • Alfonsa, como madre, ¿Cómo ha sido tu vida compaginando el cuidado de la familia y el trabajo?

He sido feliz y he ido realizando diferentes trabajos compaginando el día a día del cuidado de una familia de tres hijos con las labores que reclama el campo en fines de semana. Labores en las que tiempo atrás mis hijos también han estado involucrados cuando hacía falta. El ir en familia al campo hacía que enseñaras a los hijos a vivir la vida y estar vinculado al campo y sus valores como el trabajo y la dedicación.

 

  • ¿Hay futuro en el campo?

Sí. El campo es sostenible para poder vivir si lo trabajas y lo vives. Si te gusta, te animas a ser agricultora, aunque es complicado porque tendemos en las familias a decir a los hijos e hijas que estudien para dedicase a otra cosa. Esto a veces es un error, luego queda la desazón a muchos padres el pensar quién va a seguir con el campo en el que se ha trabajado toda una vida.

 

  • ¿Qué tiene un pueblo que no tenga una ciudad?

El trato con la gente y las relaciones personales. Poder relacionarte de forma más cercana con gente de todo tipo, jóvenes, de mediana edad, mayores… es otro vivir. Vivir en un pueblo, tener campo y si disfrutas lo que haces, puedes llegar a vivir mejor que en cualquier capital.

 

  • Como mujer y madre, qué te ha supuesto formar parte de la familia LATUE

Desde muy pequeña me he sentido muy ligada por mi familia a Cooperativa San Isidro, he contemplado el cambio a Latúe con muchísima ilusión, he visto crecer mi cooperativa, y cómo nos ha hecho participe a todos y a todas de su evolución, dándome personalmente la oportunidad de participar en acontecimientos y actividades que se han ido poniendo en marcha.

Como madre veo que la cooperativa está muy involucrada y comprometido con la sostenibilidad social, ayudando al desarrollo de la población de la zona y ayudando a mujeres y madres en la conciliación socio familiar. Además, Bodegas Latúe como cooperativa facilita el desarrollo personal y amplía las perspectivas del futuro de la mujer en el campo.

 

Desde Bodegas Latúe mandamos nuestro reconocimiento y felicitación a todas las madres en este Día de la Madre, por su trabajo y su incansable labor y esfuerzo para apoyar y sacar adelante día a día a la familia.